Higiene, agua y alimentación

 

 

- Respetar una buena higiene es importante y lavarse las manos con regularidad es un hábito más que útil para evitar las molestias gástricas. En caso de que fuera imposible lavarse las manos, una solución desinfectante líquida será muy útil. 
 

- Recuerde que el agua del grifo no es potable, incluso en las grandes ciudades y los hoteles. Consuma solamente agua purificada embotellada. De lo contrario, utiliza el Micropur (pastilla para descontaminar el agua) o similar.
 

- Viajar por un país extranjero, el cambio de dieta, o comer "tipo local" puede causar problemas intestinales, sobre todo para los más sensibles. Por lo tanto, le recomendamos que evite los hielos, las hierbas frescas, verduras y frutas crudas en los puestos callejeros.