Artesanías y artes

 

 

-    La cerámica

 

El arte de la cerámica ha crecido considerablemente desde el siglo XI, durante la conquista de la independencia nacional, con una amplia variedad de formas, figuras y con esmaltes más transparentes. El tema a menudo está asociado con el budismo que representa el loto de pétalos y guirnaldas de flores estilizadas, es en esta época que aparecen los céladons de Van Don.

 

Desde el siglo XV, muchos productos de cerámica de Vietnam fueron transportados a Japón. El pueblo de Bat Trang (15 km de Hanoi) es el principal centro de producción de cerámica. Se utilizan arcilla, caolín y óxidos de minerales para elaborar sus cerámicas. El tazón de arroz fue transmitido a través de Asia, entre el siglo XVIII y principios del XX.
 


                 Producción de cerámica en Binh Duong                                      Céramica de Bat Trang

 

-    El papel
 

La producción de papel se inició en el siglo III. El papel se fabrica con la corteza de la planta "Dó", una planta trepadora que crece en el centro de Vietnam. El arte de la fabricación de papel "Dó" se practicaba y transmitía de generación en generación entre algunos pueblos artesanales en la zona del delta del norte.
 

Se necesitan varios pasos para hacer papel "Dó" incluyendo seleccionar el material, sumergirlo en agua, machacarlo, aplanar la pasta "Dó" en papeles, y secarlos en el interior de la casa para mantenerlos planos. En el pasado, los reyes y mandarines utilizaron este papel para escribir registros y certificados, mientras que las personas comunes lo utilizaban para dibujar e imprimir libros, devocionarios, pinturas folclóricas, cuadros para el culto, etc...
 

Se puede decir que ningún otro tipo de papel es tan duradero como "el Dó". Muchas pinturas y certificados valiosos escritos en papel "Dó" hace más de cinco siglos siguen intactos, sin cambios de color, y las anotaciones son tan nítidas como el día en que fueron escritas. 
 

En Vietnam el papel "Dó" ha sido conocido desde hace muchos años a través de la pintura popular de Dong Ho o pinturas para la decoración de interiores y es mencionado como un material de singularidad típica vietnamita. 
 

 

-    Las estampas


Las estampas se utilizan para adornar las paredes de casas con ocasion del Tet (Año Nuevo Lunar). El papel vegetal para imprimir es conocido como "Giấy Dó" y se obtiene de la corteza de los árboles tras triturarlos, mezclarlos con polvo de caracoles y harina de arroz cocido y secarlos. Se cepillan las madreperlas que se trituran sobre el papel para suavizarlo y hacerlo brillar y después se secan otra vez. 
 

Estas pinturas reflejan las tradiciones populares, la esperanza y la creencia en una vida mejor de felicidad y prosperidad. En ellas se describen actividades cotidianas como la recolecta de cocos, lucha libre, riña de mujeres, niño pastor con búfalo, etc... o bien fábulas como la boda de ratones; se pintan animales muy cercanos como cerdos, gallos, gallinas, peces... 
 

El tinte negro se consigue del carbón de bambú y para los dibujos coloreados se utilizan pigmentos obtenidos de flores, frutas, ladrillos y maderas molidos. Todo esto da como resultado obras de arte, de colores opacos sobre  fondos rosas fuertes o naranjas, tan bonitas que son ideales para decorar con todas ellas alguna pared a la moda. Negro, verde, amarillo y rojo, bien marcados entre sí, son cuatro colores típicos de este género de pintura. La pintura de Dong Ho (en la provincia de Bac Ninh) y la de calle Hang Trong (Hanoi) son muy familiares para los vietnamitas.

 

 

-    La laca
 

La laca vietnamita se dice "Sơn Mài" - "Sơn": la pintura y "Mài": apomazar. La laca es la savia del árbol "sơn" que produce una resina muy parecida a la de los pinos. Su composición es más o menos como la de un barniz. Hay dos maneras de trabajarla: la laca pintada y la laca tallada. 
 

Los artesanos aplican varias capas de laca, cada capa está apelmazada con piedra y agua. Para realizar una laca pintada hay que aplicar de 3 a 18 capas de laca sobre un soporte. Este puede ser de madera, de cartón, de concha... Cada capa es puesta a secar y, después, lijada con piedras rugosas o con carbón de camelia. Para aplicar las capas se usan unos pinceles especiales que hay que afilar continuamente, como si se tratara de lápices. Y así, una capa tras otra, durante años...
 

Cuando todo está terminado, puede empezarse a decorar el objeto, con rojos de cinabrio, amarillos de cadmio, blancos de sulfato de bario o, mejor aún, de cascara de huevo, y oro y plata. 
 

 

  

¡Felicidades!

Ha sido seleccionado para nuestra oferta especial exclusiva: una cena durante su viaje al Sudeste Asiático. Complete la siguiente información para recibir nuestra oferta exclusiva.


Su nombre completo:  

Su correo electrónico:


• Aplicada para viaje con duración mínima de 10 días
• Se puede combinar con otras ofertas especiales

X

Ya le hemos enviado un correo electrónico de confirmación. Ahora puede planificar un viaje al sudeste asiático con nosotros de forma gratuita. Le enviaremos una oferta de viaje personal y sin compromiso dentro de las 24 horas
X
Loading