Nacimiento de un bebé

 

 

Cuando un bebé nace en Vietnam muchas costumbres renacen, como:


-  Ligar o atar un hilo a la muñeca:
A partir del nacimiento del bebé, se le liga un hilo trenzado a la muñeca que tiene un significado muy importante ya que crea el vínculo entre el cuerpo y el espíritu. Es también un acto de reconocimiento por parte de los padres, el hilo representa el vínculo entre el niño real y el niño imaginado como se esperaba fuera a ser antes de nacer. El día de su nacimiento, el bebé  ya es de un año de edad. La vida comienza a partir de la concepción de la mente (el imaginario y el simbólico) de los padres. Esta vida se declara cuando la madre se embaraza (tiene una gran barriga). La evolución de esta tradición se modernizó con brazaletes de oro con un nombre grabado.


-   Dibujar la belleza de la naturaleza:
Tan pronto como sea posible, la madre o la abuela del niño le traza la línea de las cejas  con la cola de una hoja de betel. Esta característica se dibuja a mano alzada y con un único trazado, que será el símbolo de la belleza futura del niño y definirá el carácter y la personalidad del infante.

 

-   Dar masajes al bebé:

Es conveniente hacer un masaje a diario, siempre después o antes del baño y en un ambiente calientito y cerrado. Empieza por el pecho, desliza tus manos del centro para los lados. Después del pecho, masajea sus brazos, las manos, estirando suavemente cada dedito. Y lo mismo con los pies y sus deditos.



 -   El descubrimiento de la casa:
En la casa, el bebé, descubrirá todas las habitaciones y saludará a los altares. También se le enseñan los muebles de la familia y la posición de cada objeto, y del mismo modo también escuchará los sonidos de la casa, el ruido de las máquinas y los sonidos de la calle. Esta manera de descubrimiento le permitirá grabar los diferentes sonidos de su entorno familiar, prevenir ciertas formas de la ansiedad del espacio y entender probablemente el efecto de los volúmenes y del movimiento.


-   La fiesta del primer mes y del primer año:
Anteriormente, cuando las mujeres daban a luz en su propia casa, se esperaba a menudo a la llegada de la fiesta del primer mes para declarar la existencia de su bebé y presentarlo a la comunidad, y a veces nadie podía visitar al bebé dentro de un mes después del nacimiento.

 

Entre siete y nueve días después del nacimiento tiene lugar una celebración en la que se ofrece pasteles y marisco a las comadronas celestes como símbolo de agradecimiento. Esta ceremonia se vuelve a celebrar un mes después del nacimiento para pedir protección para el niño, que recibe por fin su verdadero nombre, también conocido como "las ofrendas de Lucina" (Cúng Mụ), una fiesta muy importante en Vietnam. La familia del niño prepara ofrendas a los antepasados  y comparte una fiesta para indicar el destete del bebé. El niño recibe muchos regalos, poemas, ropa, etc…

 

El segundo acontecimiento importante para el niño y la familia es el aniversario de su primer año, también se llama "la fiesta de fin de la cuna" (Thôi Nôi). Este permite que la familia se reúna para dar gracias a los antepasados. El niño está sujeto a la ejecución de algunas pruebas, por ejemplo, colocar ante él distintos objetos que representan las perspectivas futuras de la elección: Como un espejo, una pluma, un libro, una herramienta... Según la elección del niño, sus familiares le guiarán en esa dirección como futura forma de ganarse la vida.

 ,,

 

 

 

¡Felicidades!

Ha sido seleccionado para nuestra oferta especial exclusiva: una cena durante su viaje al Sudeste Asiático. Complete la siguiente información para recibir nuestra oferta exclusiva.


Su nombre completo:  

Su correo electrónico:


• Aplicada para viaje con duración mínima de 10 días
• Se puede combinar con otras ofertas especiales

X

Ya le hemos enviado un correo electrónico de confirmación. Ahora puede planificar un viaje al sudeste asiático con nosotros de forma gratuita. Le enviaremos una oferta de viaje personal y sin compromiso dentro de las 24 horas
X
Loading